Técnicas de Estudio

¿Cuántas veces hemos visto a los niños y adolescentes estudiando horas y horas para luego sacar un cinco o un seis en el examen? Cantidad de veces tanto ellos como nosotros, nos hemos dado cuenta de que algo está fallando porque los resultados que obtienen, en absoluto se corresponden con las horas que invierten. Lo que falla muchas veces es la técnica.

Resolución de problemas en grupo
Resolución de problemas en grupo

El ponerse a estudiar es algo que requiere un buen método, una organización y sobretodo una planificación. No podemos dejar que los niños se acostumbren a trabajar y a hacer los deberes sin antes pararse a pensar qué tienen que hacer, cuánto tiempo van a emplear en ello y cómo lo van a hacer. En los primeros cursos, si no tienen demasiadas tareas para casa, parece un tanto absurdo lo de la organización, pero nada más lejos de la realidad. Desde pequeños tienen que acostumbrarse a tener una planificación de su tarde de trabajo, donde aparezcan tiempos para deberes, tiempos de descanso, tiempo para comprobar si está todo bien. Si se acostumbran a marcarse unos tiempos, se irán preparando para las sesiones más largas de estudio, que año tras año irán necesitando.

Sesiones de trabajo
Sesiones de trabajo

 

Si tuviera que resumir en pocas palabras los puntos a trabajar para desarrollar unas buenas técnicas de estudio, sin duda serían los siguientes:

  • Planificaciones. Marcarse tiempos. Tanto para el día de estudio, como para la semana completa, como para el tiempo que hay que invertir para trabajos y exámenes.
  • Organización. Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa. Ni se estudia mientras se ve la tele, ni el móvil está en la mesa de trabajo. Ni acabo los ejercicios en la cama. El lugar de estudio tiene que ser uno, y estar perfectamente preparado para ello.
  • Método. No vale con ponerse a estudiar tal cual aparecen las cosas en el libro. Necesito una lectura, una comprensión, un esquema, un resumen… en definitiva, un método.

Todo esto parece mucha faena a añadir a las tardes de estudio, pero no nos equivoquemos, no es trabajo añadido, son herramientas que ayudan a organizar mejor el tiempo de estudio, y por tanto, a hacerlo más productivo.

Técnicas de relajación
Técnicas de relajación

Nosotros esta Semana Santa hemos realizado nuestro primer curso intensivo de técnicas de estudio y la verdad es que ha sido un éxito. Los niños han venido motivados y se han ido con serios propósitos de cambiar sus metodologías. Nadie les ha obligado, ellos mismos han visto que pueden sacar de sus sesiones de trabajo, mucho más partido. Desde la academia estamos seguros de que lo van a conseguir. ¡¡Ánimo chicos!!

Deja un comentario

Stepping Stones