Sonidos imposibles

El otro día vino por la academia un buen amigo a visitarnos, un amigo de 4 años que a las puertas de empezar el cole se había acordado de nosotros y su mama le acompañó a hacernos una visita.

Estuvimos hablando unos minutos, comentó que quería venir a aprender inglés y después de un rato de interesante conversación, no recuerdo a cuento de que, me dijo que él sabía un montón de palabras en inglés y le pedí que me dijera una. ¡Vaya pronunciación! ¡Qué gozada! Para mí la quisiera. Es increíble como son capaces de repetir los sonidos los niños pequeños. Aquí en la academia nos vienen cada día un montón de niños y niñas que llevarán mejor o peor el inglés, pero muchos de ellos, ¡qué bien pronuncian! Igual no tienen muy claro lo que están diciendo, pero en general, son capaces de reproducir unos sonidos que sinceramente, no tengo muy claro como lo hacen. Y es que esto es así. De niños es cuando tenemos la capacidad de reproducir cualquier sonido, en el idioma que sea, lo oímos y lo decimos igual, sin problema, de hecho, es así como aprendemos nuestra lengua, repitiendo de manera idéntica lo que oímos a todas horas. Por el contario, cuando ya nos hacemos mayores y tenemos los sonidos propios de nuestra lengua ya registrados, nos cuesta muchísimo pronunciar otros, bueno, pronunciarlos e incluso escucharlos.

English

Seguro que a más de uno os a pasado estar en una clase de inglés y que el profesor diga una palabra que, bajo vuestro punto de vista, estáis repitiendo a la perfección y nada, el profesor os la vuelve a decir, y vosotros a repetir y él con cara de difícil tarea os la dice una vez más, esta vez muy despacio, y vosotros la repetís igual de despacio y sinceramente, igual de mal. Y veis que no hay manera, que donde vosotros oís una “s” muy clara, el profesor insiste en que es una “sh” y a vosotros, por más que os esforcéis os suena una clara “s” un poco alargada si quieres, pero al final, una “s”

Pues por suerte, nuestros pequeños sí que distinguen esa “sh” y lo mejor de todo es que la pronuncian igual de bien que el profesor, de ahí la importancia de que aprendan de profesores que pronuncien a la perfección, pueden ser nativos o no, pero tienen que tener una pronunciación con cero defectos, porque cuantos más sonidos sean capaces de aprender cuando son pequeños, más sonidos serán capaces de reproducir cuando de mayores, vayan aprendiendo más idiomas. Y repito, todos esos sonidos, para nosotros ya imposibles, para ellos es un sonido más, tan fácil de escuchar y de reproducir, como cualquier otro.

 

Silvia Carrera Sanjuan

Hábitos de Estudio

Deja un comentario

Stepping Stones