Probando Mini Arco

Esta semana hemos estado en la academia probando el juego de Mini Arco, ¿lo conocéis? Es un juego auto-correctivo que tiene su origen en Alemania.

La idea es bastante sencilla, un estuche de plástico con piezas numeradas del 1 al 12 y un librito con una serie de juegos de lógica, matemáticas, lectura, inglés… diferentes destrezas y niveles dependiendo del libro.

 

MiniArco1

 

En cada actividad, tenemos 12 cuestiones cuya manera de resolverlas es colocar la ficha que lleva el número que nos digan, en el lugar del estuche que nosotros creemos es la solución, por ejemplo, la ficha 1, en la posición 4.

Cada una de esas fichas, en la parte de atrás lleva un dibujo de color. Cuando el niño ha terminado de contestar todas las cuestiones de la actividad, habrá colocado todas las fichas en su sitio, pues bien, la manera de auto-corregirse, es dar la vuelta al estuche y ver si la composición de colores que se ha formado por detrás, es la misma que nos indica el libro como solución correcta. Si lo es, el juego está terminado y todo bien hecho. Si no es la correcta, hay que volver a pensar la respuesta de las cuestiones numeradas con las fichas mal colocadas.

MiniArco2

 

La verdad es que la idea en sí, me ha parecido bastante interesante, de hecho, había oído hablar mucho del juego y siempre bien. Lo cierto es que  lo consideraría, más que un juego, una manera de repasar conceptos de manera más lúdica. Al fin y al cabo, si el libro de ejercicios que le proponemos al niño es de lógica y razonamiento, sí que puede ser entendido como un juego, pero si lo que le planteamos es hacer cálculo mental o multiplicaciones, no dejan de ser matemáticas, en forma de juego.

En cualquier caso sí que lo considero una actividad interesante para niños de entre 3 y (15 es lo que marca el juego) no sé si los tendremos entretenidos tan mayores pero bueno, 11 o 12 años sí.

La única pega que le he encontrado es que dado que es un juego auto-correctivo y que por tanto las soluciones tienen que estar presentes para que el niño sepa si lo está haciendo bien o no, yo no las pondría tan a mano, por lo menos, al final del libro, que requiera un poco de esfuerzo buscarla. Tal y como lo presentan ahora, la solución está en la misma hoja del juego, y en fin, no voy a decir que todos los niños la miren, pero bueno, me da la sensación de que muy adulto tiene que ser, o muy motivado tiene que estar para que ante la duda, no se les vayan los ojos, que todos somos humanos.

Aunque bien es cierto que podemos aprovechar la situación para enseñarles que si hacen trampas, el juego es aburrido y puesto que no requiere ganar a nadie, sólo se están haciendo trampas a ellos mismos, lo cual bien pensado, es un poco absurdo.

En definitiva, con el precio que tiene que no es nada escandaloso, no veo mal tener el juego para poder conocerlo y trabajar conceptos con él.

¿Y vosotros? ¿Lo conocéis? ¿Qué opinión tenéis? Compartirla con nosotros, lo enriquecedor de las opiniones, es poder comentarlas.

 

 

Silvia Carrera Sanjuan

Hábitos de Estudio.

3 comentarios en “Probando Mini Arco

    • Buenas tardes Belén;

      Si eres de aquí de Zaragoza, yo sé seguro que lo venden en UDE, en una tienda de toda la vida en la calle San Miguel y si eres de fuera, la verdad es que no sé, tendrá que ser en alguna tienda que tenga juguetes educativos, o incluso en librerías donde vendan libros de texto. Espero que tengas suerte y lo encuentres.

      Un saludo.

  1. Super recomendable. Este juego educativo de origen alemán lo descubrió mi esposa y lo usamos en su día con nuestras dos hijas. Hoy son dos profesionales de la Sanidad de las de quitarse la gorra cuando pasan (una en Alemania, mecagontó). Pero no usamos entonces la versión mini, sino una versión extendida que lo tenía todo. Y también es indispensable ponerse a jugar con los críos y celebrar sus aciertos.

Deja un comentario

Stepping Stones